Área Metropolitana del Valle de Aburrá

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es una de las formas más simples que existen para medir el impacto o la marca que deja una persona sobre el planeta, de acuerdo con el nivel de consumo de recursos que utiliza en su vida cotidiana, la cual se puede calcular y compensar.

¿Qué es BancO2 Metropolitano ?

Es una estrategia que busca promover la compensación voluntaria de la huella ambiental, por parte de ciudadanos, empresas e instituciones asentadas en el Valle de Aburrá, para que los propietarios de predios con ecosistemas estratégicos continúen conservándolos.

¿Por qué debo calcular y compensar?

Porque solo así garantizaremos el compromiso y la responsabilidad que está asumiendo cada ciudadano, no solamente en reducir sus niveles de consumo, sino también en el cuidado y la protección de los recursos naturales del Valle de Aburrá

BancO2 Metropolitano

A la fecha, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá ha caracterizado 1.000 predios en los 10 municipios de la región y en 19 microcuencas del Plan Quebradas, en las cuales se encuentran 2.283 hectáreas de bosques nativos y 48 acueductos veredales, multiveredales y del casco urbano del municipio de Barbosa que benefician a más de 70.000 personas.

Con aportes voluntarios de 16 empresas y varios ciudadanos que han calculado y compensado su huella de carbono, se han vinculado al esquema BancO2, 56 familias campesinas de bajos ingresos económicos que conservan bosques en áreas abastecedoras de acueductos en el valle de Aburrá. El compromiso por mejorar y conservar los ecosistemas estratégicos y los pulmones verdes que hay en el territorio metropolitano, es una prioridad para esta Entidad. Con tu compromiso lograremos un territorio más sostenible.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono se conoce como la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto, la cual se puede calcular y compensar a través de diferentes programas, públicos o privados. 
La huella de carbono es una de las formas más simples que existen de medir el impacto o la marca que deja una persona sobre el planeta, de acuerdo con el nivel de consumo de recursos que utiliza en su vida cotidiana.

¿Por qué es importante implementar BancO2 en el Valle de Aburrá?

Para el Valle de Aburrá resulta de gran relevancia la implementación de esquemas de pago por servicios ambientales, dado que en la región existen fuertes dinámicas urbano-rurales que ejercen una gran presión sobre los ecosistemas estratégicos que brindan bienes y servicios esenciales a la población, situación que no solamente afecta la biodiversidad, la disponibilidad y regulación del recurso hídrico; sino también, incrementa la vulnerabilidad y el riesgo ante desastres naturales, máxime en un escenario de variabilidad y cambio climático como el que se viene evidenciando en los últimos años, aunado a episodios críticos de contaminación atmosférica que afectan la salud de las personas.

Un aspecto fundamental para la implementación de los esquemas de pago por servicios ambientales en el valle de Aburrá, tiene que ver con la existencia de una gran población y de una alta cantidad de empresas e instituciones que están asentadas en este territorio, con los cuales, es posible generar sinergias que permitan la gestión de recursos suficientes, no sólo para el pago de las familias y propietarios ubicados en las áreas de importancia ambiental, sino también, para la operatividad de la estrategia.

Además, los acuerdos de compensación voluntaria suscritos con las empresas; también podrán apoyar el desarrollo de sistemas productivos sostenibles y el mejoramiento de las condiciones de vida de las familias vinculadas al esquema, a través del apoyo a la educación, al mejoramiento de vivienda, saneamiento básico, entre otros.

Así mismo, es relevante la búsqueda de estímulos para la conservación de las áreas urbanas de importancia ambiental en la región, especialmente aquellos espacios abiertos, públicos y privados, que son importantes e indispensables para mejorar las condiciones ambientales, en especial la calidad del aire y la mitigación de la isla de calor.

También es importante gestionar recursos económicos y estímulos para los municipios y grupos organizados de la sociedad civil, que estén comprometidos con estos objetivos. Al respecto, desde el Programa de Producción y Consumo Sostenible del AMVA, se viene trabajando en una estrategia para dinamizar masivamente el cálculo de la huella de carbono por parte de los ciudadanos, a través de la plataforma web www.banco2.com y al mismo tiempo promover su compensación monetaria para la implementación de los esquemas de pago por servicios ambientales mencionados.